Home » NAOMI KAWASE. El cine en el umbral by José Manuel López
NAOMI KAWASE. El cine en el umbral José Manuel López

NAOMI KAWASE. El cine en el umbral

José Manuel López

Published February 1st 2010
ISBN :
Kindle Edition
149 pages
Enter the sum

 About the Book 

Ha querido el azar que las últimas etapas de preparación de este libro coincidieran con la aparición en las salas españolas de El Bosque del Luto (Mogari no mori, 2007), la última obra (aparquemos, por el momento, la palabra «película») de NaomiMoreHa querido el azar que las últimas etapas de preparación de este libro coincidieran con la aparición en las salas españolas de El Bosque del Luto (Mogari no mori, 2007), la última obra (aparquemos, por el momento, la palabra «película») de Naomi Kawase y la primera estrenada comercialmente en nuestro país, puede que gracias al impulso de su Gran Premio en el Festival de Cannes de 2007. Sin embargo, la filmografía de la cineasta de Nara es sorprendentemente extensa para sus treinta y ocho años. Casi treinta obras que recorren los fértiles espectros que van del corto al largometraje, del Súper 8 a los 35 mm. o al vídeo digital, de la ficción al documental (aceptemos, por el momento, esta distinción que será puesta en duda a lo largo de estas páginas) o de la intimidad de las pequeñas piezas sobre su familia al trabajo con un equipo de rodaje. Casi treinta obras que, salvo unos pocos títulos proyectados en festivales y museos o «liberados» en los prados no tan secretos de Internet, recorren aún un último espectro más oscuro, un espacio cegado como el túnel de Suzaku (Moe no suzaku, 1997) por el que vagan las imágenes sin pantalla en busca de una luz que las proyecte hacia lo visible.Por ello, la retrospectiva de Naomi Kawase organizada por el Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria, a la que este libro acompaña, ha de ser –por esperada, por presentida– toda una revelación. Una filmografía en sombra adquiere, al fin, carta definitiva de visibilidad en España. Y lo hace tal y como la propia Kawase deseaba, según nos comentó a quienes pudimos conocerla en el Festival de Cine Documental de Lisboa de 2006, ofreciéndose para ser vista en su totalidad, con sus profundas continuidades temáticas y formales expuestas. Sorprende, en principio, este deseo, acostumbrados como estamos a que otros cineastas renieguen de obras primerizas o tentativas que consideran fallidas y, en su autoexigencia, lleguen incluso a prohibir su exhibición. Kawase desconoce ese pudor, afortunadamente, que olvida que si el cineasta es de modo integral el hijo de sus obras, como afirmó André Bazin, «ya no queda lugar para películas menores- la menor de ellas sigue siendo a la imagen de su creador».